top of page

Rumbo a la COP28: Desafíos y Oportunidades para el Futuro Sostenible


Estamos a las puertas de la COP28 en Dubái, la cumbre mundial del clima que marcará un hito en la lucha contra el cambio climático. Del 30 de noviembre al 12 de diciembre, líderes de todo el mundo se reunirán con la esperanza de forjar compromisos significativos para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.


Sin embargo, el panorama inicial no es alentador. El primer balance del Acuerdo de París, presentado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC), advierte que estamos lejos de cumplir las metas de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados.



La COP28 tiene el desafío crucial de evaluar este desalentador escenario a través del Global Stocktake (GST) y determinar acciones para encauzar la situación. El llamado del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) a limitar el calentamiento a 1,5 grados agrega urgencia a la necesidad de medidas globales y ambiciosas.


Para alcanzar cero emisiones netas en 2050, se requiere una transformación sistémica, el abandono de los combustibles fósiles y un fuerte impulso hacia las energías renovables. Aquí, se chocan intereses divergentes: aquellos que dependen de los combustibles fósiles, quienes ven en las renovables la solución y quienes carecen de recursos para una transición ecológica.


La presidencia de la COP28, a cargo de Sultán Al Jaber, CEO de la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dabi (ADNOC), añade una capa de complejidad. Su relación con la industria petrolera genera debate, especialmente tras las diferencias evidenciadas en la reunión preparatoria de octubre.


En este contexto, las potencias globales como China, Estados Unidos, India, Rusia, Arabia Saudí y la Unión Europea presentan enfoques y prioridades diversas, lo que complica la búsqueda de consenso.


La gran incógnita radica en si la resolución final de la COP28 abordará claramente el fin de los combustibles fósiles o se limitará a mencionar la necesidad de impulsar las renovables y eliminar subsidios a petróleo o gas, según la capacidad de cada país.

El "Informe sobre la brecha de emisiones" de 2023 del Pnuma subraya la insuficiencia de las políticas actuales, señalando un aumento de la temperatura de 3 grados si no actuamos. Se requieren acuerdos mundiales para reducir las emisiones entre el 28% y el 42% para 2030.



La receta propuesta por el presidente de la COP28 es triplicar las renovables, duplicar la eficiencia, reducir emisiones de metano y acelerar la descarbonización en sectores clave. Sin embargo, la fecha para el fin de carbón, petróleo y gas aún no está en el discurso, una demanda crítica de ecologistas y científicos.


En Ecofluvia, seguiremos de cerca los acontecimientos de la COP28, comprometidos con un futuro sostenible.

bottom of page